Testimonios

Por favor comparta con Freerlife cualquier historia que tengas para compartir el evangelio mediante las pulseras y las tarjetas para la billetera.  Esto puede incluir para conducir a alguien a Cristo.  Concluyendo con la oración de salvación o solamente al tener una oportunidad de plantar la semilla espiritual con otra persona.  Por favor escriba la fecha de su historia pero mantenga las personas y sitios mencionados en su historia anónima. Cuando nos envias, significa que das permiso para incluir tu historia completa o la mitad en esta página.

  • Mientras estaba con una mujer en un ministerio local, ella preguntó por mi pulsera. Compartí un poquito de la historia de Meghan y luego le mostré los símbolos y hablé sobre el evangelio y la salvación. ¡Gracias por facilitar la apertura de esa puerta!

 

  • Acabo de hacer que un hombre sin hogar se me acercara en el aeropuerto y me preguntó si podía sentarse en la mesa en la que estaba y le dije que sí. Siguió volando a nuevas ciudades como una forma de lidiar con la depresión. Me preguntó si creía en Dios. Le dije que sí, y él me dijo que se sentía inútil y que Dios lo había abandonado. Hablamos sobre por qué, lo que dice la Biblia y lo amado que realmente es. Dijo que Dios sigue guiándolo hacia personas como yo como si Dios lo estuviera tomando el pelo. Hablamos más sobre eso y sobre lo que Dios está tratando de decirle, y la conversación terminó con él preguntándome si podía orar por él. Lo hice y luego le entregué una copia de la tarjeta de billetera Freer Life. Le dije que tenía todos los mejores versos. ¡Parecía emocionado! Leyó algunos de ellos y siguió su camino llevándosela consigo. Dijo que quería amor y libertad ... ¡y nuestro Dios lo ofrece!

 

  • Una tarde, en un programa de lectura después de la escuela donde soy voluntario, estaba escuchando a un niño de tercer grado leer. Durante una pausa antes de pasar una página en su libro, vio mi pulsera FreerLife. Lo leyó y luego preguntó qué significaba Freer Life. Le dije que porque creía en Jesucristo y confiaba en Él con mi vida, Jesús me dio una nueva vida ahora y una vida eterna en el cielo, ¡y todo fue gratis! El niño de 3er grado luego dijo: "Cielo, ¿eh?" Asentí con la cabeza, sí, mientras pasaba la página de su libro y volvía a su vida de lectura.

Comparte tu historia con nosotros!

¡Gracias por compartir tu historia!